e-Commerce hará cerrar a 5.000 tiendas minoristas en EE.UU.

admin March 10, 2017 0

macys

La disrupción generada por las ventas digitales así como el elevado coste operativo, que ahoga a muchas compañías en un océano de deuda basura, sigue azotando al sector minorista de Estados Unidos. Una situación peculiar ya que durante los últimos meses hemos visto como el gasto de los consumidores y el aumento de la inflación impulsan la actividad económica.

Durante el pasado mes de enero, las ventas minoristas crecieron un 5,6% en su tasa interanual y los expertos esperan que estas crezcan un 3,9% en el conjunto de 2017, excluyendo la energía.

Sin embargo, el impacto generado por minoristas online como Amazon y su servicio de entrega Prime demuestra un cambio de costumbres entre los consumidores estadounidenses que acorrala más y más a las minoristas de ladrillo y mortero, como se tilda por estos lares a las compañías convencionales del sector.

J.C Penney anunciaba a finales de febrero que cerrará entre 130 y 140 tiendas, Sears Holdings, matriz de Kmart, informaba un mes antes sobre su intención de eliminar un total de 150 establecimientos no rentables, Macy´s añadía en los primeros compases de 2017 otros 68 cierres a las lista de 100 anunciada en agosto del año pasado mientras Abercrombie & Fitch hacía lo propio con aproximadamente 60 de sus tiendas.

Durante la jornada del miércoles, los títulos de Express se desplomaban un 14% tras decepcionar con sus ventas mientras que el consejero delegado de Urban Outfitters, Richard Hayne, declaraba que la “burbuja de las minoristas ha estallado”. En este sentido, este directivo hizo referencia a las decepcionantes ventas de la temporada navideña y el exceso de establecimientos abiertos.

“El mercado está saturado con espacios comerciales y parte de ellos están ocupados por tiendas de ropa”, explicó en la conferencia telefónica para detallar sus resultados trimestrales donde precisó que el precio por pie cuadrado comercial en Estados Unidos “es hasta seis veces más caro que en Europa y Japón”.

Desde la firma de análisis Cushman & Wakefield aseguraban al New York Postque este año, las minoristas patrias podrían llegar a cerrar hasta 5.000 establecimientos, lo que supone un incremento del 25% cuando se compara con las cifras registradas el año pasado.

Paralelamente, la agencia de calificación Moody’s hizo sonar las alarmas el mes pasado en un informe donde señaló que el 14% de las minoristas que cubre contaban con una calificación Caa/Ca, el equivalente a un bono basura, el mayor nivel desde la Gran Recesión desde 2009. Un tercio de los US$3.700 millones en deuda emitida por estas compañías vencerá a finales del año que viene.

Leave A Response »